ANTIOXIDANTES Y RECUPERACIÓN MUSCULAR:

Durante el ejercicio físico aumenta la producción de especies reactivas de oxígeno (ROS) como consecuencia de la actividad metabólica, gran parte de estas ROS son de origen intramuscular (mitocondria, fosfolipasas, NADPH, xantina oxidasa…) Aunque también, gran parte son producidas en respuesta al daño muscular por otras células del sistema inmune como macrófagos y neutrófilos que son atraídos al tejido muscular en respuesta a la liberación de citoquinas (IL-6, TNF-a, IL-1B) tras un microtrauma.(1, 2)

Las variables que más afectan a la producción de ROS durante el ejercicio físico son: (3)

  • La hipoxia (BFR).
  • Repeticiones moderadas-altas (10-30 reps)
  • Intervalos de descanso cortos.
  • Fallo muscular.
  • Tensión continua.

Tanto el estrés mecánico, especialmente el producido por un componente excéntrico, como el estrés metabólico son factores que contribuyen al aumento de la sensibilidad de nocioceptores y mecanoreceptores a sustancias liberadas por tejidos dañados (prostaglandinas, leucotrineos, bradiquinina, NGF…).

Estas alteraciones estructurales y metabólicas, además de aumentar la percepción de dolor (DOMS) producen una disfunción muscular afectando a la capacidad contráctil y una disminución del rendimiento deportivo. En las horas posteriores al ejercicio físico, dicha función muscular se recupera dentro de las 48h próximas al ejercicio independientemente del protocolo nutricional. (4)

JST2012-982794.001

Los ROS son necesarios para que se produzcan las adaptaciones al entrenamiento de resistencia (biogénesis mitocondrial, angiogénesis, capacidad antioxidante) así como al entrenamiento con cargas al activar la ruta anabólica mTORC1 a través de MAPK y factores de crecimiento IGF-1. Por ello, si el estímulo es adecuado en cuanto a intensidad y volumen, lo ideal es mantener los antioxidantes en grandes cantidades lo más alejados posible del entrenamiento . (5)

En el siguiente estudio se ve como la suplementación con 500mg de vit C + 117 mg de vit E antes y después del entrenamiento disminuye la activación de quinasas responsables de la síntesis proteica (MPS), sin embargo ésta no se ve afectada de forma significativa ni tampoco la masa muscular ganada durante 10 semanas, en cambio, el grupo que consumió antioxidantes ganó menos fuerza que el grupo PLA en el tren superior y extensores de rodilla. (6)

xxxxdx.006

xxxxdx-007.jpeg

Una de las razones de que no haya cambios en la masa muscular ganada  es posiblemente porque la activación parcial de la quinasa p70s6k es suficiente para maximizar la MPS (7).

xxxxdx.008

En este otro estudio se ve como la administración de la misma cantidad de vitamina C y E  y mismo protocolo que en el estudio anterior disminuye las ganancias de masa muscular durante 12 semanas en sujetos de edad avanzada. (8).

xxxxdx.009

Muchas veces, como puede ser un periodo competitivo o en sesiones de entrenamiento  próximas dentro de un marco de 24h, este estímulo es superior a la capacidad de adaptación del organismo, produciendo una disminución del rendimiento, es en estas circunstancias, el aporte de antioxidantes en altas cantidades supone una herramienta bastante útil.

En este estudio se comparó los efectos de 31g de proteína hidrolizada de suero en comparación 31g de WPH y un suplemento de antocianinas (antiox) post entrenamiento sobre la recuperación muscular durante las 24 h posteriores al ejercicio físico.  El grupo PRO +AO  mejoró la función muscular y tuvo una menor percepción del dolor muscular (DOMS) que el grupo que consumió únicamente PRO dentro de las 24h posteriores al ejercicio excéntrico.(9).

xxxxdx.003

En resumen, los antioxidantes en cantidades suprafisiológicas interfieren con las adaptaciones al entrenamiento y no es aconsejable usarlos durante largos periodos de forma crónica. Por lo contrario, en periodos de alta carga de entrenamiento, sesiones próximas dentro de un marco de 24h así como en periodos competitivos, los antioxidantes después de entrenar (especialmente concentrados de antocianinas) así como de 3 a 6mg*kg de cafeína 60 min antes y 50mg*kg de taurina, suponen una estrategia nutricional válida para disminuir la percepción del dolor y evitar una disminución del rendimiento deportivo en respuesta al daño muscular.

1) Steinbacher, P., & Eckl, P. (2015). Impact of Oxidative Stress on Exercising Skeletal Muscle. Biomolecules, 5(2), 356–377. http://doi.org/10.3390/biom5020356

2) Powers, S. K., Ji, L. L., Kavazis, A. N., & Jackson, M. J. (2011). Reactive Oxygen Species: Impact on Skeletal Muscle (Vol. 119, pp. 177–57). Hoboken, NJ, USA: John Wiley & Sons, Inc. http://doi.org/10.1002/cphy.c100054

3)De Freitas, M. C., Gerosa-Neto, J., Zanchi, N. E., Lira, F. S., & Rossi, F. E. (2017). Role of metabolic stress for enhancing muscle adaptations: Practical applications. World Journal of Methodology, 7(2), 46–54. http://doi.org/10.5662/wjm.v7.i2.46

4) Kim, J., & Lee, J. (2014). A review of nutritional intervention on delayed onset muscle soreness. Part I. Journal of Exercise Rehabilitation, 10(6), 349–356. http://doi.org/10.12965/jer.140179

5)Barbieri, E., & Sestili, P. (2012). Reactive Oxygen Species in Skeletal Muscle Signaling. Journal of Signal Transduction, 2012(2), 1–17. http://doi.org/10.1155/2012/982794

6)Paulsen, G., Hamarsland, H., Cumming, K. T., Johansen, R. E., Hulmi, J. J., Børsheim, E., et al. (2014). Vitamin C and E supplementation alters protein signalling after a strength training session, but not muscle growth during 10 weeks of training. The Journal of Physiology, 592(24), 5391–5408. http://doi.org/10.1113/jphysiol.2014.279950

7)McGlory, C., Wardle, S. L., Macnaughton, L. S., Witard, O. C., Scott, F., Dick, J., et al. (2016). Fish oil supplementation suppresses resistance exercise and feeding-induced increases in anabolic signaling without affecting myofibrillar protein synthesis in young men. Physiological Reports, 4(6), e12715–11. http://doi.org/10.14814/phy2.12715

8) Bjørnsen, T., Salvesen, S., Berntsen, S., Hetlelid, K. J., Stea, T. H., Lohne-Seiler, H., et al. (2015). Vitamin C and E supplementation blunts increases in total lean body mass in elderly men after strength training. Scandinavian Journal of Medicine & Science in Sports, 26(7), 755–763. http://doi.org/10.1111/sms.12506

9)Ives, S. J., Bloom, S., Matias, A., Morrow, N., Martins, N., Roh, Y., et al. (2017). Effects of a combined protein and antioxidant supplement on recovery of muscle function and soreness following eccentric exercise, 1–10. http://doi.org/10.1186/s12970-017-0179-6

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s